Por: Daniela Tapia
Créditos: Soluciones Pm

Durante años Amazon se ha enfocado en aquellos compradores que tienen una buena posición económica. Sin embargo, un anuncio que realizaron la primera semana de enero, suscita que la compañía entregará víveres a aquellos que dispongan cupones de alimentos, mostrando el interés de la empresa por los compradores de bajos ingresos económicos, tradicionalmente la banca de Wal-Mart.

Amazon tiene el permiso para arrancar este experimento en Nueva York, Nueva Jersey y Maryland. FreshDirect, Safeway y ShopRite, también se están uniendo al Programa de Asistencia de Nutrición Suplementaria (SNAP), que el año pasado proporcionó más de $ 66 mil millones de ayuda a 44,2 millones de estadounidenses necesitados. Siendo esta la primera vez para SNAP en la modalidad del pago en línea para compras.

Los compradores de bajos ingresos económicos son un objetivo desafiante para Amazon, ya que más del 80% de los receptores de cupones de alimentos, viven en o cerca de las grandes ciudades, que son atendidas por la vasta red de almacenes de Amazon, siendo hogar de los ricos y pobres en las proximidades. Un camión que entrega barras de semillas de chia sin gluten y crema de café de soja orgánica en el elegante Upper West Side de Manhattan, también puede transportar una caja de cereales, pan y alimentos para bebés para proyectos de vivienda de bajos recursos en Harlem.

La competencia de Amazon, incluye tiendas con un inventario limitado y altos precios, proporcionando a la empresa la oportunidad de destacarse con su amplia selección y precios bajos. El programa de entrega también permite a los usuarios utilizar el beneficio de pago de forma más discreta que en una tienda habitual llena de gente. Por ahora, no se sabe si Amazon planea entregar las compras en la puerta de sus casas, si requiere la recogida de lugares centrales, o si dejarlo a la decisión de sus compradores.

La insistencia de Amazon por vender alimentos, abre una brecha de posibilidades de adquisición de productos, pues toma prestada una página del cuadro de grandes competidores que venden alimentos en o por debajo del costo para que la gente en la tienda tenga la esperanza de que ellos comprarán otra variedad de artículos como ropa y aparatos electrónicos. La gente adquiere alimentos con frecuencia, poniendo a un minorista en contacto regular con el comprador y generando volumen de pedidos que pueden ayudar a Amazon a lograr economías de escala, que son cruciales para hacer rentable el comercio electrónico.

Amazon es la empresa más grande, de los siete minoristas elegidos para el programa de cupones de alimentos. El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, que administra SNAP, ve el acceso a los víveres en línea, como un beneficio para los residentes urbanos y rurales con limitadas opciones de compra. El piloto le permitirá a la agencia resolver cualquier problema de pago y seguridad antes de permitir compras con cupones de comida en línea a nivel nacional. Servir a los receptores de cupones, pondrá a Amazon como pionero en el hecho de eliminar la falta de alimentos en las áreas urbanas y rurales, donde las opciones de alimentos saludables y asequibles son escasas para los que no tienen automóviles, así como posibilidades económicas.

Esta iniciativa de Amazon, es potencialmente malo para Wal-Mart, que obtiene más de la mitad de sus US $ 298 mil millones en ingresos anuales por ventas de alimentos. Amazon, está luchando con la cadena Aldi, propiedad de Alemania, y otros minoristas de descuento para compradores de bajos recursos económicos. Incluso Amazon, está persiguiendo a esos compradores también.

A %d blogueros les gusta esto: