Por: Daniela Tapia
Créditos: Pexels

¿Carros que se manejan por si solos? Será el nuevo proyecto de la empresa de transporte Uber. Buscan que sea la esperanza para aquellos adultos mayores, discapacitados y malos conductores. Daimler AG, el fabricante de Mercedes-Benz, ha firmado un acuerdo con Uber Technologies Inc. para incluir los vehículos de la compañía alemana en su red de viajes en los próximos años.

Las dos compañías ofrecieron pocas especificaciones sobre el acuerdo, y aunque los detalles se han acordado, podrían cambiar dependiendo de cómo evoluciona este mercado. No está claro cuándo estarán disponibles los autos o los términos financieros entre ellos. Sin embargo, el acuerdo manifiesta la voluntad de Uber de abrir su red de impacto a la tecnología de otras compañías.

Daimler, con sede en Stuttgart, ha sido agresivo cuando se ha tratado de desarrollar la tecnología de auto-conducción, en dónde los vehículos utilicen sentidos y cámaras para que reaccionen al tráfico, la infraestructura y personas. La asociación podría poner al fabricante de automóviles en una posición fuerte para llegar a monetizar los automóviles automáticos cuando la tecnología esté lista. Sin embargo, marcas de autos de lujo llevan ya la delantera, al haberse anticipado a agregar características como es el servicio de manejo a manos libres y parqueo automático.

Es una tecnología que se espera salve vidas. La mala práctica al volante es la responsable del 94% de accidentes y la principal causa de muerte en jóvenes, ya que 1.2 millones de personas mueren cada año por accidentes de auto.

“Los fabricantes de automóviles como Daimler son cruciales para nuestra estrategia de negocio, ya que Uber no tiene experiencia en la fabricación de automóviles”, escribió Travis Kalanick, director ejecutivo de Uber, en su blog. Las empresas todavía están negociando algunos de los términos de su acuerdo, pero esperan que un día un Mercedes automático, pueda recoger a un pasajero solicitado por la aplicación de teléfono Uber.

Uber, con sede en San Francisco, está desarrollando sus propios vehículos automáticos. Uber adquirió la compañía autónoma de camiones Otto por $ 680 millones en agosto del año pasado. La compañía está probando autos automáticos en Pittsburgh y había comenzado un programa en San Francisco hasta que fue prohibido por el Departamento de Vehículos Motorizados de California.

El calendario para el desarrollo de los vehículos automáticos sigue siendo incierto, incluso para las propias empresas. Los vehículos de Uber son supervisados ​​por dos humanos y requieren intervenciones regulares para prevenir colisiones.

Otras compañías también se están movilizando para establecer asociaciones. Volvo Cars se ha asociado con Uber para suministrar coches para el programa de vehículos automáticos de la compañía de viajes. General Motors Co. invirtió 500 millones de dólares en Lyft Inc. en enero de 2016 y compró el crucero de startups autónomo de coches.

Es evidente que esta nueva tecnología intentará reemplazar el auto tradicional, por esta modalidad de auto automático. Buscando de cierto modo reducir la contaminación, el tráfico y lo más importante salvar vidas.

A %d blogueros les gusta esto: