Por: Daniela Tapia
Créditos: Ecuador Fontagro

Se puede encontrar alrededor del mundo empresas que se enfocan en contratar a un personal más joven, buscando que estos creen objetivos más ambiciosos y con un enfoque más tecnológico, que incentiven a lo nuevo y desconocido, que llame y gane la atención de sus clientes con mayor potencial. Podemos encontrar alrededor del mundo varias ciudades, como Sillicon Valley, que es tomada como referencia, como el espacio ideal para comenzar a desarrollar tu propia empresa. Es evidente que las personas no deberían enfocarse en un solo lugar, o compararla con otros espacios, tomando como el único lugar sustentable para poder desarrollar sus objetivos, porque sí, es posible que ese centro se mantenga potente con el paso del tiempo, pero con tecnología que transforma el planeta en su totalidad, hay una amplia posibilidad para que otros lugares se conviertan en futuros potenciales para convertirse en “centros vibrantes” o de alta efectividad para propiciar éxito a una empresa.

El mayor desafío que ha presentado Europa, es el persistente prejuicio que existen en muchos países contra el emprendimiento y el riesgo, y las leyes laborales que con frecuencia se vuelven más punitivas, lo cual muchas veces impide que las personas puedan crear e innovar. Pueden aumentar innecesariamente los riesgos que un empresario llega a enfrentar al iniciar algo, elevando sustancialmente el costo del fracaso. Lo sorprendente es cuántas grandes empresas emergen en Europa independientemente.

En América Latina es una tendencia que poco a poco se ha ido poniendo de moda y ha ido ganando campo en el entorno laboral. Ecuador, es uno de los países más pequeños pero el cual ha ido aumentando los índices de emprendimiento significativamente, posicionándolo con el porcentaje más alto en comparación a los otros países de la región, como Perú, que tiene un porcentaje del 5,25% y Brasil con un porcentaje de 4,95%.

Como lo explica la Revista Lideres de Ecuador, “Ecuador continúa como el país más emprendedor de América Latina, así lo señala el estudio Global Entrepreneurship Monitor GEM Ecuador 2013, conocido por ser uno de los termómetros del emprendimiento.” (Mayo, 2014).

Otro dato interesante, presentado por el periódico El Universo en Ecuador, sobre el estudio realizado del campo laboral, es que “la tasa de emprendimiento se da por necesidad, es decir que puede ser alguien que se quedó sin empleo. Ecuador tiene un 30.6% de TEA (Tasa de interés efectiva anual) por necesidad y la región un promedio de 28.3%. Esto significa que el año pasado “aproximadamente 1 de cada 3 adultos ecuatorianos había iniciado los trámites para establecer un negocio, o poseía uno cuya antigüedad no superaba los tres años y medio.” (Junio, 2016)

La Revista Lideres en Ecuador dice que “el estudio sobre emprendimiento, elaborado en Ecuador por la Espae Graduate School of Management de la Espol, señala que el emprendedor enfrenta escaso apoyo financiero. Tampoco se encuentra capital de riesgo, redes de inversores ángeles y productos bursátiles.”

En Ecuador se han ido estableciendo empresas de coworking que han incentivado el trabajo, emprendimiento e innovación en la sociedad ecuatoriana. WorkingUp, es una empresa que se estableció en el mercado a inicios del 2016 en la ciudad de Quito, con el propósito de brindar un espacio innovador de coworking. El cual busca incentivar, dar sostenibilidad y potenciar la capacidad de los emprendimientos en Ecuador, también facilita la participación en talleres, conferencias, eventos sociales, networking, redes de inversores, entre otros.

Asimismo, ciudades como Guayaquil, han adaptado a su modelo de trabajo empresas como Invernadero. Su filosofía se ve enfocada en que es difícil ser creativo en una caja, todo en su espacio de trabajo está adaptado para innovar, dar sostenibilidad y potenciar los futuros proyectos de los ecuatorianos.

El espacio donde se construya la empresa, se desarrolle la actividad y el hecho de que esta sea factible y exitosa, dependerá de la capacidad de cada persona. El espacio propiciado claramente influirá en el desarrollo del proyecto. No es el espacio el que genera el éxito, sino las habilidades de cada individuo.

A %d blogueros les gusta esto: